Segunda República Polaca

 Entidades /   Segunda República Polaca 

Mapa de Segunda República Polaca

La Segunda República Polaca, II Rzeczpospolita, es el nombre histórico de la República de Polonia que existió entre 1918 y 1939. La República tenía fronteras con Alemania, Checoslovaquia, Rumania, Letonia, Lituania y la Unión Soviética.

Con la firma del Armisticio de Compiègne, el Gobernador von Beseler cedió el poder al General polaco Józef Pilsudski el 11 de noviembre de 1918. Esta transferencia de poder significó el establecimiento del primer estado polaco independiente en más de doce décadas.

La Segunda República Polaca dejó de existir tras el inicio de la Segunda Guerra Mundial el 1 de septiembre de 1939, cuando Alemania invadió a Polonia. El 17 de septiembre, la Unión Soviética, siguiendo su acuerdo secreto con Alemania que acompañaba el Pacto Mólotov-Ribbentrop, invadió Polonia desde el este, convirtiendo las defensas polacas en un caos mediante la apertura de un segundo frente. La defensa polaca no aguantaría la lucha en dos frentes a la vez. Un día más tarde, tanto el presidente polaco como el comandante en jefe huyeron a Rumanía. El 1º de octubre, después de un mes de asedio a Varsovia, las fuerzas hostiles entraron en la ciudad. Las últimas unidades polacas se rindieron el 6 de octubre de 1939.

Al finalizar la I Guerra Mundial, Francia y el Reino Unido decidieron restablecer el Estado polaco, desaparecido desde mediados del siglo XVIII. Se decidió entregarle tierras del Imperio alemán y de Rusia que había perdido en el Tratado de Brest-Litovsk, así como territorios del desmembrado Imperio austrohúngaro. Después de anexar la región de Galicia oriental de la República Nacional de Ucrania Occidental, logró expandirse más hacia el este en la guerra Polaco-Soviética a expensas de la extinta República Popular de Ucrania. De esta manera, para 1921, Polonia tenía una extensión de 388.634 km², convirtiéndose en el sexto país más grande de Europa, contando con 27.2 millones de habitantes en ese año.

No obstante, el país distaba de ser una entidad nacional homogénea, ya que contaba con una cantidad apreciable de minorías, siendo las más importantes los eslavos no polacos (ucranianos y bielorrusos) que sumaban el 18% de la población. Otras minorías importantes eran los judíos (10%) y los alemanes (5%).

Polonia tenía el serio problema de mantener pleitos limítrofes y políticos con casi todos sus vecinos territoriales. Con Alemania subsistía una sorda hostilidad por la anexión polaca de la Alta Silesia (valiosa zona industrial dotada de una importante minoría alemana) y la existencia de especiales derechos territoriales polacos sobre la ciudad de Danzig. De igual modo persistía el pleito de Polonia con Lituania por la ciudad de Vilna, ocupada por tropas polacas en 1920 y poblada mayormente por polacos pero que los nacionalistas lituanos reclamaban como capital histórica de su país (además de estar Vilna rodeada totalmente por territorio lituano).

Con la República de Checoslovaquia existían tensiones tras un breve conflicto armado en enero de 1919 por la región de Cieszyn, enclave polaco en territorio checoslovaco, rico en minas de carbón y con un estratégico ferrocarril hacia el este de Eslovaquia, y cuyo control resultaba vital para el gobierno de Praga; las relaciones entre los gobiernos de Praga y Varsovia mejoraron lentamente con el paso de los años pero sin llegar al extremo de una alianza efectiva. Respecto a la URSS continuaban las relaciones tensas desde la guerra de 1920-1921, manteniendo la mutua frontera muy vigilada y casi cerrada. Prácticamente el único país limítrofe con el cual Polonia no había tenido malas relaciones era Rumania, con quien existía una pequeña frontera en el extremo suroriental de Polonia.

La llegada de Hitler al poder en Alemania condenaría a Polonia, puesto que, insatisfecho por la salida al mar que Polonia había recibido en el Tratado de Versalles a expensas de Alemania, Hitler decidió invadirla el 1º de septiembre de 1939, apoyada militarmente por la Unión Soviética y Eslovaquia. Siendo consecuencia de la firma, el 23 de agosto, del Pacto Ribbentrop-Mólotov dicha invasión dio comienzo a la Segunda Guerra mundial. Los aliados franceses y británicos de Polonia no enviaron ayuda militar alguna, ya que no estaban preparados para la guerra. El otro potencial aliado importante de Polonia, Checoslovaquia, había sido desmembrado meses antes a consecuencia de los Acuerdos de Múnich, con la colaboración indirecta de la propia Polonia. El 17 de septiembre, la Unión Soviética, siguiendo el Pacto Mólotov-Ribbentrop, invadió Polonia desde el este. De esta manera, la Segunda República Polaca desapareció al no poder reaccionar su ejército a las innovadoras tácticas militares alemanas seguidas de la inmediata intervención del Ejercito Rojo en cumplimiento del citado pacto.

Durante la ocupación de Polonia se mantuvo el gobierno de Polonia en el exilio.


Características:

ESTADO O NACIÓN INDEPENDIENTE

Es la entidad que cuenta con su propio territorio, su propia población y de un gobierno autonómico y que cuenta con el reconocimiento como tal de otros estados o naciones. En general se trata de una entidad de hecho y/o derecho formada o restaurada de un país o nación inmediatamente después de la separación de otra del que formaba una parte, o la creación de una entidad nueva que anteriormente no existía.(vg: Reino de Hawái, Segundo Imperio Francés o Segunda República Española)

 

Sobres al azar

Sobre nº: 0992
 Reino Unido, República de China - Manchuria y República Popular China (China del Este)
Ver más

 
Suscríbase a nuestro boletín
Boletín de novedades: