República Dominicana (era de Trujillo)

 Entidades /   República Dominicana (era de Trujillo) 

Mapa de República Dominicana (era de Trujillo)

Al finalizar la primera invasión estadounidense en República Dominicana, en 1924 hubo de asumir como presidente Horacio Vásquez Lajara (quien había cooperado con los invasores), nombrando a Rafael Leónidas Trujillo al frente de la Policía Nacional como Teniente Coronel y Jefe de Estado Mayor.

En 1930, estalló en Santiago una insurrección contra el presidente Horacio Vásquez y los rebeldes marcharon hacia Santo Domingo. Trujillo recibió la orden de someter la rebelión, pero cuando los amotinados llegaron a la capital el 26 de febrero, no encontraron resistencia alguna. Enterado el presidente Vásquez de que uno de los ideólogos de la insurrección era el propio Trujillo decidió renunciar como una salida negociada a la crisis a fin de evitar derramamiento de sangre. Vásquez fue enviado al exilio y el líder rebelde Rafael Estrella Ureña fue proclamado presidente interino.

Trujillo se convirtió en el candidato en las elecciones presidenciales de 1930 llevando a Estrella Ureña como vicepresidente. La candidatura opositora, representada por Federico Velásquez Hernández y Ángel Morales a la presidencia y vicepresidencia respectivamente, se retiró quedando la de Trujillo-Ureña como única opción.

La campaña electoral se realizó bajo un clima de terror provocado por Trujillo y su banda paramilitar llamada "La 42", dirigida por el mayor del ejército Miguel Ángel Paulin. Hasta los miembros de la Junta Central Electoral se vieron forzados a renunciar el 7 de mayo, siendo sustituidos por personas que respondían a la voluntad de Trujillo. El binomio Trujillo - Ureña ganó las elecciones el 16 de mayo, oficialmente con el 45% de los votos. Más tarde se supo que sólo el 25% de los votantes acudieron a las urnas, lo que hizo pensar que fueron elecciones fraudulentas. El 24 de mayo de 1930 fueron proclamados oficialmente Trujillo y Ureña, presidente y vicepresidente del país, respectivamente. El 16 de agosto a la edad de 38 años, Trujillo asumía como presidente. Se abrían así 31 años de gobierno conocidos como la Era de Trujillo, y considerados como una de las tiranías más sangrientas de América Latina.

Su gobierno directo o mediante presidentes títeres se caracterizó por el anticomunismo, la represión a toda oposición y el culto a la personalidad. Las libertades civiles fueron inexistentes y se cometieron constantes violaciones a los derechos humanos. Sumergió el país en un estado de pánico y «respeto», donde una muerte podía ser encubierta como un «accidente» y cualquier persona sindicada como desafecta podía ser encarcelada y torturada en una de las cárceles clandestinas destinadas a esa práctica.

Hubo un crecimiento económico considerable durante el largo régimen de Trujillo, aunque una gran parte de la riqueza fue tomada por el dictador para sus necesidades personales. Se avanzó en la atención sanitaria, educación y transporte, con la construcción de hospitales y clínicas, escuelas, caminos y puertos. Trujillo también llevó a cabo un programa de construcción de viviendas e inició un importante plan de pensiones. Por último, puso fin al préstamo que había con los Estados Unidos de 50 años de administración de la aduana en 1941, el cual estaba pautado terminar en 1956. Hizo que el país quedara libre de deudas en 1947.

Esto estuvo acompañado por la represión absoluta y abundantes asesinatos, tortura y métodos terroristas contra la oposición. Por otra parte, la megalomanía de Trujillo se vio en el cambio de nombre de la capital, Santo Domingo a "Ciudad Trujillo", también la montaña más alta del país y del Caribe la renombró de Pico Duarte a "Pico Trujillo", además de varios pueblos y una provincia. Algunos otros lugares los rebautizó con nombre de miembros de su familia. Al final de su primer mandato en 1934 era la persona más rica del país, uno de los más ricos del mundo en la década de 1950, y casi en el final de su régimen su fortuna estaba estimada en 800 millones de dólares.

En 1937, Trujillo (el cual tenía ascendencia haitiana), en un evento conocido como la Masacre del Perejil, ordenó al Ejército matar a los haitianos que vivían en la zona fronteriza. El Ejército mató a unos 17 mil a 35 mil haitianos de más de seis días, desde la noche del 2 de octubre de 1937 a 8 de octubre de 1937. Los soldados de Trujillo interrogaban a cualquier persona con piel oscura, utilizando como shibboleth la palabra "perejil" para diferenciar a los haitianos de los dominicanos cuando era necesario, la "r" de perejil era de difícil pronunciación para los haitianos. Para evitar dejar pruebas de la implicación del Ejército, las tropas utilizaron machetes en vez de balas. Como resultado de la masacre, la República Dominicana acordó pagar como indemnización a Haití la cantidad de 750 mil dólares, luego reducida a 525 mil dólares.

El 25 de noviembre de 1960 Trujillo mandó a asesinar a tres de las cuatro hermanas Mirabal, apodadas Las Mariposas. Minerva aspiraba a ser abogado quien estaba opuesta a la dictadura, pero Trujillo ya había comenzado a acosarla sexualmente. Las hermanas han recibido muchos honores a título póstumo, y tienen muchos recuerdos en varias ciudades de la República Dominicana. Salcedo, su provincia natal, cambió su nombre a la provincia Hermanas Mirabal. El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se celebra en su honor el día de su muerte.

Durante mucho tiempo, los Estados Unidos apoyaron el gobierno de Trujillo, al igual que la Iglesia católica y la élite dominicana. Este apoyo persistió a pesar de los asesinatos de políticos de la oposición, la masacre de los haitianos, y de las conspiraciones de Trujillo contra otros países. Los Estados Unidos finalmente rompieron con Trujillo en 1960, después de que agentes de Trujillo trataran de asesinar al presidente venezolano, Rómulo Betancourt, un crítico feroz de Trujillo.

Trujillo fue asesinado el 30 de mayo de 1961 en una emboscada que contó con apoyo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense.

Horas después de la muerte de Trujillo, su hijo Ramfis, quien se encontraba en París, alquiló un avión y regresó a Santo Domingo en las primeras horas del miércoles 31 de mayo, poniéndose de inmediato al frente de la situación y convirtiéndose en el hombre fuerte del país, no obstante el hecho de que Joaquín Balaguer seguía formalmente al frente de la presidencia.

El Servicio de Inteligencia Militar (SIM) y todos los servicios de seguridad del Estado realizaron amplias redadas en todos los sectores de la ciudad, buscando a los victimarios. El 2 de junio de 1961, agentes del SIM irrumpieron en la casa del teniente Amado García Guerrero donde fue asesinado de varios disparos de ametralladora. El 4 de junio de ese mismo año fueron asesinados otros dos implicados, Juan Tomás Díaz y Antonio de la Maza. El 10 de junio fue apresado y torturado el general José René Román Fernández («Pupo») quien fungía como secretario de las Fuerzas Armadas de la dictadura, al conocerse de su vinculación al complot. El 18 de noviembre fueron capturados Roberto Rafael Pastoriza Neret, Pedro Livio Cedeño Herrera, Luis Salvador Estrella Sadhalá, Modesto Díaz Quezada, Huáscar Antonio Tejeda Pimentel y Luis Manuel «Tunti» Cáceres Michel. Todos fueron llevados a la «Hacienda María» en San Cristóbal, donde fueron fusilados por órdenes de Ramfis Trujillo.

No obstante, poco después, por presiones internacionales, Ramfis y su familia abandonaron el país.

Después de varios intentos de los familiares de Trujillo por mantener el poder y del golpe de Estado que derrocó al presidente Joaquín Balaguer, protagonizado por el comandante de la fuerza aérea, general Pedro Rodríguez Echavarría, un consejo de Estado puso en marcha una apertura política que culminó con la celebración de elecciones libres el 20 de diciembre de 1962. Estas elecciones fueron las primeras con características de pluralidad democrática y donde los partidos políticos pasaron a representar un papel significativo.

Los comicios dieron la victoria a Juan Bosch, candidato presidencial por el Partido Revolucionario Dominicano con el 59,5% de los votos escrutados.


Características:

ESTADO O NACIÓN INDEPENDIENTE

Es la entidad que cuenta con su propio territorio, su propia población y de un gobierno autonómico y que cuenta con el reconocimiento como tal de otros estados o naciones. En general se trata de una entidad de hecho y/o derecho formada o restaurada de un país o nación inmediatamente después de la separación de otra del que formaba una parte, o la creación de una entidad nueva que anteriormente no existía.(vg: Reino de Hawái, Segundo Imperio Francés o Segunda República Española)

 

Sobres al azar

Ver más

 
Suscríbase a nuestro boletín
Boletín de novedades: