República (primera) Popular de Hungría

 Entidades /   República (primera) Popular de Hungría 

Mapa de República (primera) Popular de Hungría

La República Popular de Hungría (en húngaro, Magyar Demokratikus Köztársaság) fue el nombre de la breve república creada tras la disolución del Imperio austrohúngaro el 16 de noviembre de 1918 y la proclamación de la independencia de Hungría del Imperio.

Nacida a partir del comité nacional controlado por la coalición de los partidos socialdemócrata, radical y de Mihály Károlyi, trató de reformar el Estado, mantener sus fronteras austrohúngaras y negociar la paz con la Triple Entente. Ante la imposibilidad de mantener la integridad territorial, cedió el poder a una coalición de comunistas y socialistas que proclamó la República Soviética Húngara en marzo de 1919. Resurgió brevísimamente tras la derrota de esta a manos de los Ejércitos de los Estados vecinos en agosto de 1919, siendo sustituida a los pocos días por el reino restaurado.

El 31 de octubre de 1918, se creó un Gobierno de coalición que controlaría la política de la república mediante un pacto entre el Partido Socialdemócrata, el Partido Radical y el partido de Mihály Károlyi. Este último, dirigente del ala izquierda de los Independientes, presidió el nuevo gabinete. Estos partidos defendían entonces la adopción de un sistema político democrático basado en la justicia social y la equidad de trato de las minorías.

Paralizadas las fuerzas del antiguo régimen por la derrota en la guerra, la revolución triunfó casi incruentamente. El representante paradigmático de aquellas, el conde Esteban Tisza, fue una de las pocas víctimas, asesinado durante el periodo del alzamiento. La opinión pública y la capital respaldaban abrumadoramente al nuevo Gobierno de Károlyi. En el campo, las revueltas facilitaron el traspaso del poder a los consejos revolucionarios. La derecha se hallaba además dividida entre los partidarios de una restauración íntegra del viejo orden y aquellos pertenecientes a la derecha radical que defendían la necesidad de algunas reformas. Debilitados, estos grupos al comienzo trataron de contemporizar con el nuevo régimen.

Mihály Károlyi dirigiéndose a la multitud desde la escalinata del Parlamento tras la proclamación de la república, el 16 de noviembre de 1918.

Desde el comienzo, la junta nacional exigió la proclamación de la república y la abolición de la dinastía. El representante del emperador del Imperio austrohúngaro Carlos I y rey de Hungría en Budapest, el archiduque José Augusto de Habsburgo-Lorena, convencido de la imposibilidad de conservar el sistema monárquico, mantuvo conversaciones con el monarca y logró que el 1º de noviembre este liberase a Károlyi y sus ministros de su juramento de lealtad. Asimismo, resolvió que a partir del 13 de noviembre renunciaría a participar en los asuntos políticos húngaros y aceptaría de antemano la forma de Estado que la población decidiese adoptar. Tres días más tarde, el 16 de noviembre de 1918, se proclamó la república popular. Se nombró a Károlyi presidente provisional, cargo que se convirtió en permanente el 11 de enero de 1919.

En marzo el Gobierno de Károlyi y sus aliados de la revolución de octubre habían perdido completamente sus ilusiones y ya el 2 de marzo el propio presidente Károlyi —nombrado para el cargo el 10 de enero de 1919— planteó la posibilidad de tratar de liberar el país por la fuerza, ante el fracaso de las sucesivas negociaciones.23 La falta de unas fuerzas armadas y el desorden interno hacían que esta propuesta fuese inviable.23 La intelectualidad y el proletariado radicalizados por las penurias de la posguerra y la lentitud de las reformas respaldaban cada vez con menos entusiasmo al Gobierno. El campesinado, privado de su ansiada reforma agraria y reprimido con dureza en ocasiones, también perdió su ilusión en Kaárolyi. La situación se radicalizó; creció la fuerza de la extrema izquierda y de la extrema derecha y el Gobierno quedó debilitado por sus fracasos en política exterior y la falta de reformas internas.

El 20 de marzo de 1919, el coronel Vyx presentó una nueva exigencia en forma de ultimátum: las tropas magiares debían retirarse a una nueva línea de separación con las rumanas que resultaba favorable a estas. Ambos Ejércitos quedarían separados por una zona neutral que comprendía zonas claramente magiares, como las ciudades de Debrecen y Szeged. Incapaz de aceptar una nueva cesión territorial, el Gobierno traspasó el poder a una coalición de comunistas y socialistas, que proclamó la República Soviética Húngara al día siguiente.


Características:

ESTADO O NACIÓN INDEPENDIENTE

Es la entidad que cuenta con su propio territorio, su propia población y de un gobierno autonómico y que cuenta con el reconocimiento como tal de otros estados o naciones. En general se trata de una entidad de hecho y/o derecho formada o restaurada de un país o nación inmediatamente después de la separación de otra del que formaba una parte, o la creación de una entidad nueva que anteriormente no existía.(vg: Reino de Hawái, Segundo Imperio Francés o Segunda República Española)

 

Sobres al azar

Ver más

 
Suscríbase a nuestro boletín
Boletín de novedades: