Reino de Italia (dictadura fascista)

 Entidades /   Reino de Italia (dictadura fascista) 

Mapa de Reino de Italia (dictadura fascista)

Se denomina Italia fascista al período de la Historia de Italia en la cual dicho país europeo fue gobernado por un régimen sustentado en la ideología del fascismo, surgido tras la Primera Guerra Mundial.

El fascismo nació en parte como reacción de ciertos socialistas disidentes contra la Revolución Bolchevique de 1917 y a las fuertes peleas sindicales de trabajadores y braceros que culminó en el bienio rojo, en parte como crítica respecto a la sociedad liberal-democrática, que salió maltrecha de la experiencia de la Primera Guerra Mundial.

El nombre deriva de la palabra italiana fascio (latín: fascis). La palabra, en la antigua Roma, era usada como símbolo de la unión de los luchadores. El símbolo fascista es el Fasces romano que significaba el poder del régimen, en particular el poder jurisdiccional. Su líder Benito Mussolini, quien fuera gobernante dictatorial de Italia, lo describió así:

"El Fascismo es una gran movilización de fuerzas materiales y morales. ¿Qué se propone? Lo decimos sin falsas modestias: gobernar la nación. ¿De qué modo? Del modo necesario para asegurar la grandeza moral y material del pueblo italiano. Hablemos francamente: no importa el modo concretamente, no es antiético, ni convergente con el socialismo, sobre todo aspira a la reorganización nacional y política de nuestro país. Nosotros cambiamos los valores tradicionales, que el socialismo continúe o desaparezca, pero sobre todo, el espíritu fascista se refugia en todo lo que es arbitrario sobre el misterioso futuro. "-Benito Mussolini, 19 de agosto de 1921 (Diario della Volontà)

El 16 de noviembre, Mussolini se presentó en la Cámara de Diputados del Reino (obtuvo el voto de confianza con 316 a favor, 116 en contra y 7 abstenciones) y dio su primer discurso como Presidente del Consejo de Ministros (el llamado "discurso del campamento de soldados" o «Discorso del bivacco»). Declaró:

He rechazado la posibilidad de vencer totalmente y podía hacerlo. Me autoimpuse límites. Me dije que la mejor sabiduría es la que no se abandona después de la victoria. Con 300 000 jóvenes armados totalmente, decididos a todo y casi místicamente listos a ejecutar cualquier orden que yo les diera, podía haber castigado a todos los que han difamado e intentado enlodar al fascismo. Podía hacer de esta aula sorda y gris un campamento de soldados: podía destruir con hierros el Parlamento y constituir un gobierno exclusivamente de fascistas. Podía: pero no lo he querido, al menos en este primer momento.

El 24 de noviembre a Mussolini le fueron conferidos por el parlamento plenos poderes en ámbito económico y administrativo hasta el 31 de diciembre de 1923 con el fin de «restablecer el orden», pudiendo gobernar por decreto sin la aprobación previa de los parlamentarios. El 15 de diciembre de 1922 se reunió, por primera vez, el Gran Consiglio del Fascismo (´Gran Consejo del Fascismo´).

El 14 de enero de 1923 los camisas negras fueron institucionalizados como fuerza paramilitar bajo amparo estatal, siendo convertidos en la Milizia Volontaria per la Sicurezza Nazionale (´Milicia Voluntaria para la Seguridad Nacional´). Luego, el 9 de junio Mussolini presentó en la Cámara la nueva Ley Acerbo (llamada así al ser propuesta por el economista fascista Giacomo Acerbo) estableciendo nuevas reglas para la elección al parlamento.

Mediante la Ley Acerbo se dispuso que si un partido ganaba votos electorales por encima del 25% de sufragios, obtenía automáticamente dos tercios de los escaños del parlamento, mientras solamente el restante tercio de escaños sería repartido proporcionalmente entre los demás partidos. Este mecanismo permitiría que el Partido Nacional Fascista, inclusive con pocos votos (bastaba superar el 25%), ganara una absoluta mayoría parlamentaria, poniendo como pretexto para ello «evitar el desgobierno» causado por la «dispersión de escaños entre muchos partidos pequeños».

La Ley Acerbo fue aprobada el 18 de noviembre de 1923, con votos de los fascistas, unidos con liberales que aún esperaban contener a Mussolini; los socialistas votaron en contra pero la mutua desconfianza y la falta de coordinación impidieron su unión con los católicos populares que también desconfiaban del fascismo pero se abstuvieron.

El 19 de diciembre de 1923 Mussolini presidió la firma del acuerdo entre Confindustria y la "Confederación de las corporaciones fascistas", haciendo innecesarios los sindicatos no oficiales. El decreto real número 284 del 30 de diciembre de 1923 estableció la creación de los Enti Comunali di Assistenza (ECA) con la misión de «coordinar todas las actividades, públicas o privadas, dirigidas a socorrer a los indigentes, proveyendo, si fuera necesario, de sus cuidados o promoviendo donde fuera posible la educación, la instrucción y el aprendizaje de profesiones, artes o trabajos». Fueron unificados en dos entes territoriales que se dedicarían a la asistencia sanitaria y material de los pobres y de la infancia abandonada mediante real decreto 383 del 3 de marzo de 1933.

Al final de la Seguna Guerra Mundial la situación militar del Eje a inicios de la primavera de 1943 parecía muy poco halagadora: Italia había perdido todo su imperio colonial, su flota había sido casi destruida en el Mediterráneo tras la Batalla del Cabo Matapán y apenas mantenía una débil cabeza de puente en Túnez, el Tercer Reich sufría una gravísima derrota en Stalingrado y perdía casi todos sus avances en el Cáucaso, la cuenca del Donbass y el extremo este de Ucrania.

En Italia el descontento llega a las masas populares ante la interminable sucesión de derrotas bélicas, las privaciones de la vida diaria, y la extrema dependencia respecto de los alemanes, descontento que se extiende a la élite del fascismo, en tanto líderes del gobierno como Galeazzo Ciano o Dino Grandi se oponen a seguir la guerra al lado de Alemania, quien ya se perfila como país vencido ante el cual Italia no tiene poder efectivo. La economía italiana sufría ya los efectos de una guerra a gran escala para la cual no estaba preparada en modo alguno, a lo cual se une la dependencia hacia Alemania como exclusiva suministradora de materia prima y casi único mercado para la exportación de productos italianos.

En ese contexto, el 9 de julio de 1943 las tropas británicas y estadounidenses lanzan la invasión aliada de Sicilia, primer avance sobre el territorio propio de un país del Eje. La situación política de Italia se torna muy tensa en tanto el avance enemigo no logra ser dominado efectivamente por las unidades del Regio Esercito, siendo preciso de nuevo el apoyo de la Wehrmacht alemana para evitar el desastre.

EN este marco el 25 de julio de 1943 se reúne el "Gran Consejo Fascista" para votar una moción, presentada por Dino Grandi en connivencia con el rey Víctor Manuel para restituir al monarca las facultades de designación del primer ministro. El Gran Consejo acepta la moción por 25 votos contra 8 y ello permite que al día siguiente el rey Victor Manuel llame a Mussolini para una entrevista donde lo destituye y ordena su arresto, siendo reemplazado en el poder por el general Pietro Badoglio.

El derrocamiento de Mussolini generó alarma en Hitler, quien dispone que la Wehrmacht se prepare para ocupar Italia ante la sospecha de hostilidad por parte del régimen de Badoglio. Éste no disuelve la alianza con el Tercer Reich y mantiene las políticas del fascismo pero inicia contactos el Reino Unido y Estados Unidos para que Italia obtenga una "paz por separado" con las potencias occidentales y luego con ayuda aliada pueda repeler un ataque alemán. Mientras tanto, el 16 de agosto se pierde la batalla de Sicilia, siendo la isla ocupada totalmente por los aliados.

Con Mussolini arrestado, Victor Manuel y Badoglio confían en una repentina intervención militar aliada y pactan secretamente el cese de fuego en el Armisticio de Cassibile el 8 de setiembre de 1943, pero los jefes militares estadounidenses y británicos rehusaron lanzar una gigantesca ofensiva en Italia para detener una penetración alemana, considerando que eran las tropas italianas las obligadas a hacerlo. Este armisticio no fue comunicado con antelación a los jefes de las fuerzas armadas italianas, que cayeron presas de la total confusión al conocerse sus términos. Al difundirse por toda Italia la noticia del "Armisticio de Cassibile", sin ir acompañado de una operación bélica de los aliados a gran escala, el Regio Esercito se disolvió rápidamente en pocos días, con soldados y oficiales abandonando posiciones y cuarteles y volviendo a sus casas al recibir orden de "cesar la lucha" pero sin alguna otra disposición de sus superiores.

La Wehrmacht lanzó entonces sus tropas para ocupar la mayor cantidad de territorio posible en Italia, sin hallar resistencia apreciable debido a la masiva "autodisolución" de las fuerzas armadas y de la administración fascista. Ante el gran peligro al que quedaron expuestos de sufrir una represalia alemana, el rey y Badoglio huyeron de Roma en la noche del 9 de setiembre de 1943, refugiándose en Bríndisi, ya en poder de los aliados.

Italia se convierte durante los próximos veinte meses en campo de batalla entre los alemanes, que penetran la península itálica desde el norte hasta Campania, entran en Roma, y liberan a Mussolini de su prisión, en contra de los Aliados occidentales que avanzan desde el sur y pronto toman las regiones más meridionales de la península, expulsando a los alemanes hasta el Lazio.

Tras ello, la Italia fascista colapsa por completo y el país se divide en dos fracciones: al norte se funda la República Social Italiana presidida por Mussolini y donde aún se mantiene el régimen fascista, aunque en la práctica es tratada como un país ocupado por tropas del Tercer Reich. En el sur el Reino de Italia continúa existiendo bajo un gobierno de emergencia del Comité de Liberación Nacional presidido por Ivanoe Bonomi que declara la guerra a Alemania pero que continuará hasta el find e la contienda bajo la ocupación militar de británicos y estadounidenses.


Características:

ESTADO O NACIÓN INDEPENDIENTE

Es la entidad que cuenta con su propio territorio, su propia población y de un gobierno autonómico y que cuenta con el reconocimiento como tal de otros estados o naciones. En general se trata de una entidad de hecho y/o derecho formada o restaurada de un país o nación inmediatamente después de la separación de otra del que formaba una parte, o la creación de una entidad nueva que anteriormente no existía.(vg: Reino de Hawái, Segundo Imperio Francés o Segunda República Española)

RÉGIMEN, GOBIERNO Y/O ADMINISTRACIÓN DE FACTO

Regímenes de facto o de jure ejercidos en forma personal o colectiva con sesgo despótico o dictatorial y de carácter represivo o de limitación de los derechos ciudadanos y humanos. Se incluye además los intervalos en los cuales quienes detentaban tales sistemas pudieron haber además desarrollado administraciones en mayor o menor grado institucional.(vg: la "Era Marcos" en Filipinas, la dictadura de Máximo Santos en Uruguay o las Juntas de Defensa Nacional durante la Guerra Civil española)

 

Sobres al azar

Ver más

 
Suscríbase a nuestro boletín
Boletín de novedades: