Mandato británico de Mesopotamia (Iraq)

 Entidades /   Mandato británico de Mesopotamia (Iraq) 

Mapa de Mandato británico de Mesopotamia (Iraq)

El Mandato británico de Mesopotamia era un Mandato de la Sociedad de Naciones bajo el Artículo 22 de la Sociedad de Naciones y estipulado en el Tratado de Sèvres, lo cual confió el mandado al Reino Unido durante la partición del Imperio otomano. Esta concesión fue completada el 25 de abril de 1920, en la conferencia de San Remo.

El Reino Unido tenía interés en ocupar el territorio que correspondió al Reino de Iraq desde el siglo XIX, ya que al hacerlo esperaba detener el avance de Rusia por Asia Central y consolidar su control sobre el canal de Suez y el golfo Pérsico. Durante la Primera Guerra Mundial, Reino Unido ocupó la provincia otomana de Basora, desembarcando tropas en Shatt al-Arab, con el objetivo de proteger los intereses petrolíferos de Gran Bretaña. Los soldados europeos siguieron avanzando por Mesopotamia y ocuparon el viyalato de Bagdad en marzo de 1917. El viyalato de Mosul no fue ocupado hasta finalizar la guerra. Además, el término Iraq empezó a ser utilizado por los británicos para designar el territorio ocupado, ya que el término histórico Mesopotamia solamente comprende a los viyalatos de Bagdad y Basora.

El gobierno civil de Iraq de la posguerra fue encabezado al principio por el alto comisionado, Percy Cox. Las represalias británicas después del asesinato de un oficial británico en An Najaf, no pudieron restaurar el orden. La administración británica tardó en ser establecida en las montañas de Kurdistán. Desde las montañas Hakkari, más allá de la frontera del norte de Iraq y de las llanuras de Urmia en Irán, miles de asirios comenzaron a migrar al territorio iraquí buscando refugio de la represión turca. El problema más asombroso que afrontaron los británicos fue la decepción de la población que veían el mandato como sòlo un disfraz para el colonialismo

En abril de 1920, la Sociedad de Naciones entregó el control formal de Iraq al Reino Unido, bajo la forma de un Mandato. El 3 de julio, los nacionalistas iraquíes iniciaron un levantamiento contra la ocupación británica, que motivó la permanencia de 65. 000 soldados británicos. Mientras tanto, los británicos nombraran Rey a Faysal ibn Husayn, miembro de una familia sunita que colaboró con ellos durante la guerra. Faisal había sido proclamado rey de Siria por un congreso nacional sirio en Damasco en marzo de 1920, pero fue expulsado por los franceses en julio, cuando estos tomaron el contro del Líbano y Siria bajo la forma de Mandatos de la Liga de Naciones. Los chiíes libraron entonces una guerra santa, que fue aplastada por los británicos, quienes fueron convertidos en ciudadanos de segunda clase en la joven nación.

La insurrección árabe provocó dos mil bajas a los ocupantes y 8. 450 iraquíes, y en el Reino Unido se inició un movimiento opositor a la permanencia de tropas en Iraq. T. E. Lawrence, héroe de la guerra mejor conocido como Lawrence de Arabia, fue una de las primeras voces que se opusó a la intervención de su país en Iraq. Como consecuencia de esta oposición, el Reino Unido firmó una serie de tratados bilaterales con el gobierno iraquí, y fue el primer Mandato en recibir un Parlamento y una Constitución. Sin embargo, los británicos no reconocieron a Iraq como una nación soberana. Aunque el Reino Unido reconoció a Faisal como Rey, también se reservó el derecho de nombrar oficiales británicos en puestos claves del gobierno, trabajando como asesores, por lo que muchos nacionalistas vieron al Rey como un gobernante títere.

La Asamblea Constituyente del Mandato de Iraq fue establecida en 1924, y las discusiones entre nacionalistas y británicos fueron comunes, los primeros se opusieron a la propuesta de que el control militar debía caer sobre oficiales británicos. También se negaron a conceder poderes tan amplios al Alto Comisionado británico. El Alto Comisionado respondió anunciando que si no se lograba un acuerdo se solicitaría a la Liga de Naciones que ratificara el Mandato en sus términos originales, lo que significaría el fin de todos los progresos iraquíes. La amenaza sirvió, el 11 de junio, la Asamblea aprobó los tratados y acuerdos británicos-iraquíes.

Los nacionalistas siguieron presionando por obtener más independencia, y en 1927 se reiniciaron las negociaciones. Sin embargo, aunque se logró un acuerdo, los británicos se negaron a ratificar el acuerdo a menos que Iraq pagase todas sus deudas. Finalmente en 1930, se ratificó un nuevo acuerdo, pero el Reino Unido se reservó el derecho de cruce de tropas por territorio iraquí y la instalación de bases aéreas. Y el 3 de octubre de 1932, después de que el gobierno iraquí comprara el sistema ferroviario construido por los británicos durante la Primera Guerra Mundial y garantizara los derechos de las minorías, Iraq se convirtió en un estado soberano y fue aceptado en la Liga de Naciones.


Características:

MANDATO O FIDEICOMISO

Es un territorio administrado por un estado ajeno al mismo que ejerce en el çel la soberanía temporal en nombre de un organismo internacional (vq la Sociedad de Naciones o la ONU) que cuenta con el derecho de tutela del mismo. Los mandatos internacionales fueron instituidos después de la primera guerra mundial, y los fideicomisos al terminar la segunda, en este último caso absorviendo los primeros y supervisados por el Consejo de Administración Fiduciarias de la ONU para garantizar la preparación de estos territorios para la autonomía o la independencia.(vg: Belga de Ruanda-Urundi, francés en Siria y Líbano o de Samoa Occidental por parte de Nueva Zelanda)

 
 
Suscríbase a nuestro boletín
Boletín de novedades: