Imperio colonial italiano (Reino de Italia, Disctadura fascista)

 Entidades /   Imperio colonial italiano (Reino de Italia, Disctadura fascista) 

Mapa de Imperio colonial italiano (Reino de Italia, Disctadura fascista)

Tras la conquista de Etiopía (1936), se acuñó la expresión Imperio colonial italiano, o simplemente Imperio italiano, que abarcó las posesiones coloniales controladas por la Italia fascista en África y en el Egeo. A diferencia de las otras potencias europeas, Italia no estableció posesiones coloniales en Asia —si se excluye la concesión de la ciudad china de Tianjin— ni en América. El imperio tuvo su máxima expansión en los primeros meses de 1940.

Apenas veinte años después de la Unificación de Italia (1861), los italianos empezaron a tratar de crearse un imperio colonial.

Cuando los egipcios se vieron obligados a retirarse en 1884, los diplomáticos italianos formaron un acuerdo con el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda para la ocupación del puerto de Massawa que junto con Assab formó las llamadas posesiones italianas en el Mar Rojo (desde 1890, denominados colonia Eritrea).

Para el gobierno de Crispi, la ciudad de Massawa se convirtió en el punto de partida para un proyecto que debía desembocar en el control de todo el Cuerno de África. En los inicios de los años 1880, esta zona era habitada por poblaciones etíopes, somalíes y otras más autónomas o sometidas formalmente a diversos dominantes: los egipcios (por toda la costa del mar Rojo), sultanes (Harar, Obbia, Zanzíbar entre los más importantes), emires o caciques tribales. Diferente es el caso de Etiopía, entonces regida por el Negus Neguesti (Rey de los Reyes) Juan IV de Etiopía, pero con la presencia de un segundo Negus (Rey) en los territorios del sur: Menelik II.

A través de los estudiantes y comerciantes italianos que frecuentaban la zona desde los años 1860, Italia buscó dividir a los dos Negus con el fin de penetrar, primero políticamente y luego militarmente, al interior del altiplano etíope. Entre los proyectos se encontraba la ocupación de la ciudad santa de Harar, la adquisición de Zeila por los británicos y la renta del puerto de Kismaayo, situado en la desembocadura del río Juba, en Somalia. Los tres proyectos no concluyeron positivamente, en particular la toma de la ciudad de Harar por parte de las fuerzas etíopes de Menelik impidió la ejecución de una operación similar por parte de las fuerzas italianas.

En 1889, Italia realiza con una serie de acuerdos por medio del cónsul italiano de Adén con los respectivos Sultanes, los protectorados sobre el Sultanato de Obbia y sobre el de Migiurtina. En 1892, el Sultán de Zanzíbar concedió en arrendamiento los puertos del Benadir (entre los que estaban Mogadiscio y Brava) a la sociedad mercantil Filonardi. El Benadir, aunque estaba administrado por una sociedad privada, fue explotado por el Reino de Italia como base de partida para las expediciones de exploración con dirección a las desembocaduras de los ríos Juba y Omo y para la asunción de un protectorado sobre la ciudad de Lugh.

El fascismo buscó sobre todo presentarse en manera diferente en los límites de Etiopía, intentó realizar un tratado amistoso con la gestión del regente Haile Selassie. Dicho acuerdo se concretó en 1928. En esta fase la colonia eritrea, bajo la administración del Gobernador Jacopo Gasparini intentó obtener un protectorado sobre Yemen y crear una base para un imperio colonial sobre la península árabe, pero Mussolini no quería enemistarse con el Reino Unido y detuvo el proyecto.

Poco después de la completa conquista de Libia, ocurrida a finales de los años 20, Benito Mussolini manifestó la intención de dar un Imperio a Italia y el único territorio que permanecía libre de injerencias extranjeras era Abisinia (Etiopía), no obstante que era miembro de la Sociedad de Naciones. El proyecto de invasión inició al día siguiente de la conclusión de los acuerdos sobre el tratado amistoso y concluyó con el ingreso del ejército italiano en Adís Abeba el 5 de mayo de 1936.

En el Palazzo Venezia (Roma), el Gran Consejo Fascista proclama el nacimiento del imperio.

Cuatro días después, fue proclamado el nacimiento del Imperio italiano y se llevó a cabo la coronación de Víctor Manuel III como Emperador de Etiopía (con el título de Qesar, en vez del mencionado de Negus Neghesti).

Con la conquista de gran parte de Etiopía se procedió a una reestructuración de las colonias del Cuerno de África. Somalia, Eritrea y Abisinia se reunieron en el virreinato del África Oriental Italiana (AOI).

Muchas obras fueron hechas por los italianos en el AOI, especialmente viales (como la carretera entre Asmara, Addis Abeba y Mogadiscio). Inclusive se enviaron muchos miles de colonos italianos a desarrollar las áreas agrícolas.

El proyecto colonial concluyó con la ocupación británica de los territorios sujetos al dominio italiano en AOI en 1941 (durante la Segunda Guerra Mundial).

En 1943 también Libia fue ocupada por los Aliados y en el Tratado de Paz de 1947 Italia perdió todas sus colonias (aunque le fue asignada la administración de Somalia hasta 1960).


Características:

COLONIA

Es un territorio en general alejado de las fronteras de un estado extranjero, dominado y explotado por éste administrativa, militar y económicamente. Suele ser un territorio dominado y administrado por una potencia extranjera que permanece incapaz de oponerse al invasor, en lo social, económico, político, y sobre todo, militarmente.(vg: Ifni, África Occidental Francesa o Nyasalandia)

 

Sobres al azar

Ver más

 
Suscríbase a nuestro boletín
Boletín de novedades: