Imperio colonial francés (de la Tercera República)

 Entidades /   Imperio colonial francés (de la Tercera República) 

Mapa de Imperio colonial francés (de la Tercera República)

Francia tuvo varias posesiones coloniales, en varias formas, desde comienzos del siglo XVII hasta los años 1960. En su punto más alto, entre 1919 y 1939, el segundo Imperio colonial francés se extendía por más de 12.898.000 km² de tierra. Incluyendo la Francia metropolitana, el área total de tierra bajo soberanía francesa alcanzaba trece millones de km² en los años veinte y treinta, lo cual es el 8,7% del área terrestre del mundo.

La historia del imperio colonial de Francia comenzó el 27 de julio de 1605, con la fundación de Port Royal, en la colonia de Acadia en Norteamérica, en lo que es ahora Nueva Escocia, Canadá. Ya unos años antes, Samuel de Champlain había hecho su primer viaje a Canadá en una misión de comercio de pieles. Si bien no contaba con un mandato oficial con respecto a este viaje, redacta una carta y escribe, a su regreso a Francia, una rendición de cuentas titulada Des sauvages (relación de su estancia en una tribu innu cerca de Tadoussac).Luego, en 1608, Samuel de Champlain fundó Quebec, la cual se convertiría en la capital de la enorme, pero escasamente poblada, colonia trampera-peletera de Nueva Francia (llamada también Canadá).

Aunque a través de las alianzas con varias tribus nativas americanas, los franceses fueron capaces de ejercer cierto control sobre gran parte del continente norteamericano, las áreas de población francesa estaban limitadas al valle del río San Lorenzo. Antes del establecimiento del Consejo Soberano de 1663, los territorios de Nueva Francia se desarrollaron como colonias mercantiles. Es solo después de la llegada del intendente Jean Talon, que Francia dio a sus colonias americanas los medios apropiados para desarrollar las colonias de población comparables a la de los británicos. Pero hubo relativamente poco interés en el colonialismo en Francia, la cual se concentró más en el dominio dentro de Europa, y para la mayor parte de la historia de Nueva Francia, hasta Canadá estuvo lejos por detrás de las colonias británicas norteamericanas en población y en desarrollo económico. La misma Acadia fue cedida a los británicos en el Tratado de Utrecht en 1713.

En 1699, los reclamos territoriales franceses en Norteamérica se expandieron aún más, con la fundación de Luisiana, en la cuenca del río Misisipi. La extensa red comercial a lo largo de la región conectó a Canadá a través de los Grandes Lagos, y fue mantenida a través de un vasto sistema de fortificaciones, muchas de ellas centradas en el País de los Illinois y en la actual Arkansas.

La posesión colonial caribeña más importante no llegó hasta 1664, cuando la colonia de Saint-Domingue (hoy Haití) fue fundada en la mitad oeste de la isla hispana de La Española. En el siglo XVIII, Saint-Domingue creció para ser la colonia azucarera más rica del Caribe. La parte oriental de la Española (hoy República Dominicana) también estuvo bajo dominio francés por un corto periodo, después de ser entregada por España a Francia en 1795.

No obstante, la expansión colonial francesa no estaba limitada al Nuevo Mundo. En Senegal, en África occidental, los franceses comenzaron a establecer factorías a lo largo de la costa en 1624. En 1664, La Compañía Francesa de las Indias Orientales fue establecida para competir por el comercio en el este. Las colonias estaban establecidas en la India en Chandernagore, en Bengala (1673) y Pondicherry en el sureste (1674) y más tarde en Yanaon (1723), Mahé (1725) y Karikal (1739). Se fundaron también colonias en el océano Índico, en la Île Bourbon (Reunión, 1664), Île de France (Mauricio, 1718) y las Seychelles (1756).

Al final de las Guerras Napoleónicas la mayoría de las colonias de Francia fueron restauradas por el Imperio británico, en particular, Guadalupe y Martinica en las Antillas, la Guayana Francesa en la costa de América del Sur, varios puestos comerciales en Senegal, la isla Bourbon (Reunión) en el océano Índico, y unas pequeñas posesiones de Francia en la India. Pero el Reino Unido finalmente se anexionó Santa Lucía, Trinidad y Tobago, las Islas Seychelles, y la Île de France (Isla Mauricio).

El llmado segundo Imperio colonial francés, fue establecido en 1830 con la invasión francesa de Argelia, que fue conquistada en los siguientes 17 años. Durante el Segundo Imperio, encabezado por Napoleón III, se hizo un intento de establecer un protectorado de tipo colonial en México, pero esto llegó a poco, y los franceses se vieron obligados a abandonar la prueba después del fin de la Guerra Civil Americana, cuando el presidente de Estados Unidos, Andrew Johnson, invocó la Doctrina Monroe. Esta intervención francesa en México duró desde 1861 hasta 1867.

Al sureste de Asia Napoleón III también estableció el control francés sobre Cochinchina (la parte más meridional de la actual Vietnam, incluyendo Saigón) en 1867 y el 1874, así como un protectorado sobre Camboya en 1863. Además, Francia tenía una esfera de influencia durante el siglo XIX y el siglo XX en el sur de China, incluyendo una base naval en Kuangchow (Guangzhou) de la Bahía.

Fue sólo después de la guerra franco-prusiana de 1870-1871 y la fundación de la Tercera República (1871-1940) que la mayoría de las posesiones coloniales de Francia se desarrollaron. Desde su base en la Cochinchina, los franceses se hicieron cargo de Tonkín (en el actual norte del Vietnam) y Annam (en el moderno centro de Vietnam) el 1884-1885. Estos, junto con Camboya y Cochinchina, formaron la Indochina francesa en 1887 (a la que Laos se agregó en 1893, y Kwang-Chou-Wan en 1900). En 1849 la concesión francesa de Shanghái se estableció, que duró hasta 1946.

La influencia se extendió también al norte de África, el establecimiento de un protectorado sobre Túnez en 1881 (Tratado de Bardo). Poco a poco, el control francés se constituyó en la mayor parte del norte, oeste, y centro de África y por el cambio de siglo (incluyendo las naciones modernas de Mauritania, Senegal, Guinea, Malí, Costa de Marfil, Benín, Níger, Chad, República Centroafricana, República del Congo), y el este enclave de la costa africana de Yibuti (Somalia Francesa). El explorador coronel Parfait-Louis Monteil viajó desde Senegal hasta el lago Chad, el 1890-1892, la firma de tratados de amistad y protección con los gobernantes de varios de los países que cruzaban, y ganando mucho conocimiento de la geografía y la política de la región.

La Misión Voulet-Chanoines, una expedición militar, fue enviada desde Senegal en 1898 para conquistar la cuenca del Chad y unificar todos los territorios franceses de África occidental. Esta expedición operada conjuntamente con dos expediciones, la misión Foureau-Lamy y la misión de Émile Gentil, que avanzaron desde Argelia y el Congo Medio, respectivamente. Con la muerte del caudillo musulmán Rabih az-Zubayr, el gobernante más grande de la región, y la creación del Territorio Militar del Chad en 1900, la Misión Voulet-Chanoines había conseguido todos sus objetivos. La crueldad de la misión provocó un escándalo en París. Como parte del reparto de África, Francia tuvo el establecimiento de un eje continuo de este a oeste del continente como un objetivo, en contraste con el eje norte-sur británica. Esto resultó en el incidente de Fachoda, donde una expedición dirigida por Jean-Baptiste Marchand fue enfrentada por las fuerzas británicas al mando de Horatio Kitchener. La resolución de la crisis fue dar una parte al salir a la luz de la Entente Cordiale. Durante la crisis de Agadir en 1911, el Reino Unido dio su apoyo a Francia y el Marruecos se convirtió en un protectorado francés.

En este momento, las colonias francesas establecidas en el Pacífico Sur, incluyendo la Nueva Caledonia, los grupos de islas diferentes que componen la Polinesia Francesa (incluidas las islas Sociedad, islas Marquesas, Tuamotu), y estableció el control conjunto de las Nuevas Hébridas con Reino Unido.

Los franceses hicieron de su última colonia ganancias importantes después de la Primera Guerra Mundial, cuando ganaron los mandatos sobre los antiguos territorios turcos del Imperio otomano que conforman lo que hoy es Siria y el Líbano, así como la mayoría de las antiguas colonias alemanas de Togo y Camerún. Una característica distintiva del proyecto colonial francés a finales del siglo XIX y del siglo XX fue la misión civilizadora, que el principio era el deber de Europa para llevar la civilización a los pueblos ignorantes. Como tal, los funcionarios coloniales llevaron a cabo una política de franco-europeización en las colonias francesas, sobre todo el África occidental francesa. Africanos que han adoptado la cultura francesa, incluyendo el uso fluido de la lengua francesa y la conversión al cristianismo, se les concedió la ciudadanía francesa de igualdad, incluyendo el sufragio. Más tarde, los residentes de las "Cuatro Comunes" en el Senegal se les concedió la ciudadanía en un programa dirigido por el afro-político francés Blaise Diagne.

Tras la independencia de las antiguas colonias españolas en América, Francia no se interesó mucho por los nuevos países; además de que su alianza con España le impedía reconocer la independencia de estos países. Pero tras la muerte de Fernando VII, rey de España, pudo iniciar relaciones diplomáticas. En 1836 Le declara la guerra a Mexico (en la guerra de los pasteles) y a Argentina, imponiéndole un bloqueo a Buenos Aires. En 1850 sube al poder de Francia Napoleón III, que busca reconstruir el imperio y se une con España y Reino Unido para invadir y repartirse México. Tras enterarse de estos planes, España y Reino Unido rechazan la oferta. Así, en 1861, Francia invade México con el pretexto de cobrar una deuda. Tras tomar la Ciudad de México, Napoleón III decide crear en México un imperio vasallo. Para esto, elige al archiduque de Austria, Maximiliano de Habsburgo, como emperador del segundo imperio mexicano en 1863. Un imperio completamente ilegitimo pero que dura 4 años, hasta que Napoleón decide retirar sus tropas para pelear contra Prusia. Maximiliano, que se queda sin ejército que lo respalde, es derrotado y fusilado por los republicanos liderados por Benito Juarez y apoyados por los Estados Unidos en 1867. Este sería el último intento francés de crear una colonia en América.

El imperio colonial francés comenzó a hundirse durante la Segunda Guerra Mundial, cuando las diferentes partes de su imperio fueron ocupadas por potencias extranjeras (Japón en Indochina, el Reino Unido a Siria, Líbano y Madagascar, Estados Unidos y Reino Unido en el Marruecos y Argelia, y Alemania e Italia , en Túnez). Pero, el control fue restablecido gradualmente por Charles de Gaulle. La Unión Francesa, incluida en la Constitución de 1946, sustituyó al antiguo imperio colonial.


Características:

    Tipo de entidad:     Colonia
    Vigencia: 1870-1940
    Grupo:  Francia
    Región:  Global
    Le antecede: Imperio colonial francés (del Segundo Imperio Francés)
    Se relaciona con:   Tercera República Francesa
    Le precede: Imperio colonial francés (de la Francia de Vichy)
    Imperio colonial francés (de la Francia Libre)

COLONIA

Es un territorio en general alejado de las fronteras de un estado extranjero, dominado y explotado por éste administrativa, militar y económicamente. Suele ser un territorio dominado y administrado por una potencia extranjera que permanece incapaz de oponerse al invasor, en lo social, económico, político, y sobre todo, militarmente.(vg: Ifni, África Occidental Francesa o Nyasalandia)

 

Sobres al azar

Ver más

 
Suscríbase a nuestro boletín
Boletín de novedades: