Gobierno de Polonia en el exilio (en el Reino Unido)

 Entidades /   Gobierno de Polonia en el exilio (en el Reino Unido) 

Mapa de Gobierno de Polonia en el exilio (en el Reino Unido)

El Gobierno de Polonia en el exilio, oficialmente Gobierno de la República de Polonia en el exilio (en polaco: Rzad Rzeczypospolitej Polskiej na uchodzstwie), fue el gobierno de Polonia tras la ocupación por la Alemania Nazi y la posterior invasión por la Unión Soviética durante septiembre y octubre de 1939 que dieron el inicio de la Segunda Guerra mundial.



El Gobierno polaco en el exilio dirigía a las Fuerzas Armadas polacas que operaban en Polonia y el extranjero durante la guerra. Si bien no fue reconocido durante mucho tiempo y no tuvo poder efectivo tras la Segunda Guerra Mundial, siguió existiendo hasta el final del gobierno comunista en Polonia en 1990, cuando delegó formalmente sus responsabilidades al nuevo gobierno.

El 17 de septiembre de 1939, el presidente de la República de Polonia, Ignacy Moscicki, que se encontraba entonces en el pequeño pueblo de Kosów, cerca de la frontera sur de Polonia, firmó un decreto en el que señalaba a Wladyslaw Raczkiewicz, el portavoz en el Senado, como su sucesor.

Raczkiewicz, que se encontraba en París, prestó inmediatamente juramento constitucional en la Embajada de Polonia y se convirtió en Presidente de la República de Polonia. Nombró entonces al General Wladyslaw Sikorski como Primer Ministro y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas polacas.



La mayoría de la marina polaca había escapado a Gran Bretaña antes del 1 de septiembre de 1939, y decenas de miles de soldados y aviadores polacos habían escapado a través de Hungría y Rumanía o del Mar Báltico para continuar la lucha en Francia y en el mandato francés de Siria. Muchos polacos tomaron parte subsecuentemente en las operaciones aliadas en la Campaña de Noruega (Narvik), la Batalla de Francia, la Batalla de Inglaterra, la Batalla del Atlántico, el Norte de África (sobre todo en Tobruk), Italia (en la Batalla de Montecassino y Ancona), Market Garden, Wilhelmshaven y en algún otro lugar junto a otras fuerzas aliadas. Incluso tras la caída de Polonia, y antes de la entrada de la Unión Soviética en la guerra, Polonia permaneció como el tercer aliado más fuerte en la batalla, tras Francia e Inglaterra. (Otras unidades militares polacas, formadas en la Unión Soviética tras la invasión de Adolf Hitler de la Unión Soviética en junio de 1941 lucharon junto a, y bajo la dirección de los soviéticos)

El Gobierno de Polonia en el exilio, establecido primero en París y posteriormente en Londres, fue reconocido por todos los gobiernos aliados. Políticamente, era una coalición del Partido Campesino Polaco, el Partido Socialista Polaco y el Partido Demócrata Nacional, a pesar de que estos partidos mantenían solo un vestigio de existencia en las circunstancias del exilio.

Cuando Alemania atacó a la Unión Soviética en 1941, el Gobierno de Polonia en el Exilio estableció relaciones diplomáticas con la Unión Soviética, a pesar del papel de Stalin en el anterior desmembramiento de Polonia fijado por el Pacto Ribbentrop-Mólotov. Cientos de miles de soldados polacos que habían sido tomados como prisioneros por los soviéticos en el este de Polonia en 1939, y muchos prisioneros civiles y deportados polacos, fueron liberados y autorizados para formar unidades militares ("El ejército de Anders") y evacuados a Irán y a Oriente Medio, donde eran desesperadamente necesitados por los británicos, fuertemente presionados por la Afrika Korps de Erwin Rommel. Estas unidades polacas formaron la base para el II Cuerpo polaco, liberado por el General Wladyslaw Anders, que junto con otras unidades polacas previamente creadas, lucharon al lado de los aliados.

En abril de 1943 los alemanes anunciaron que habían descubierto en el bosque de Katyn, cerca de Smolensk, Rusia, fosas comunes de 8 mil oficiales polacos que habían sido tomados como prisioneros de guerra en 1939 y asesinados por los soviéticos. El gobierno soviético dijo que los alemanes habían fabricado ese descubrimiento, acusándolos de ser los autores de la masacre. Los alemanes invitaron a la Cruz Roja Internacional a visitar el sitio, y se confirmó que las fosas contenían los cadáveres de oficiales polacos que habían sido asesinados con armas soviéticas. Los otros gobiernos aliados, por razones diplomáticas, aceptaron formalmente la excusa soviética, pero el Gobierno de Polonia en el Exilio rehusó hacerlo. Stalin endureció entonces las relaciones con el Gobierno de Polonia en el Exilio. En una desgraciada coincidencia, Sikorski, ampliamente reconocido como el líder exiliado polaco más capaz, resultó muerto en un misterioso accidente aéreo, imputado por algunos historiadores a agentes británicos o soviéticos, en Gibraltar en julio de 1943. Lo sucedió como cabeza del Gobierno de Polonia en el Exilio Stanislaw Mikolajczyk.

Durante 1943 y 1944 los líderes aliados, particularmente Winston Churchill, intentaron reanudar las conversaciones entre Stalin y el Gobierno de Polonia en el Exilio. Pero estos esfuerzos fracasaron por varias razones. Una de ellas fue la Masacre de Katyn (y otras de Kalinin y Járkov). Otro obstáculo era la delimitación de las fronteras de Polonia tras la guerra. Desde que estuvo claro que sería la Unión Soviética y no los aliados occidentales quien liberaría Polonia de los alemanes, esta brecha tuvo fatídicas consecuencias para Polonia. Stalin insistió en que los territorios anexionados por los soviéticos en 1939, que tenían mayoría de población ucraniana y bielorrusa, debería permanecer en manos soviéticas, y que Polonia sería compensada con terrenos que se anexionaría de Alemania. Mikolajczyk, sin embargo, rechazó comprometer la cuestión de la soberanía de Polonia sobre los territorios del este de antes de la guerra. Una tercera cuestión fue la insistencia de Mikolajczyk de que Stalin no instaurase un gobierno comunista en la Polonia de posguerra.


Características:

GOBIERNO EN EL EXILIO O EXPATRIADO

Es un grupo político que dice ser el gobierno legítimo de un país, pero por diversas razones, no puede ejercer su poder legal, y además reside en un país extranjero o área exterior. Es frecuente la formación de este tipo de entidades en tiempos de ocupación militar durante una guerra, o después de una guerra civil, revolución o golpe insitucional.(vg: Gobierno del Rey Zog de Albania, del Reino de Montenegro o del Reino de Noruega)

 
 
Suscríbase a nuestro boletín
Boletín de novedades: