Estados Unidos Mexicanos (Gobierno constitucionalista)

 Entidades /   Estados Unidos Mexicanos (Gobierno constitucionalista) 

Mapa de Estados Unidos Mexicanos (Gobierno constitucionalista)

El Ejército Constitucionalista fue uno de los múltiples ejércitos mexicanos que surgieron durante la Revolución mexicana. Este ejército fue liderado por Venustiano Carranza, y formado en 1914 con la intención de mantener el orden constitucional del país y de derrocar al gobierno federal del entonces presidente Victoriano Huerta. El Plan de Guadalupe fue un elemento clave para el surgimiento formal del ejército, pues en este plan se organizaban y unificaban los movimientos insurgentes. La lucha de este ejército permitió la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, que aún rige.

México vivía una época de autoritarismo por el puño de Porfirio Díaz, quien ya llevaba casi tres décadas como líder político del país. Esto había generado desconcierto en la población pues se esfumaba la percepción de democracia en el país; la frase "Sufragio efectivo, no reelección" había sido pronunciada por el mismo Díaz en 1871 contra Benito Juárez, y era evidente que no se estaba cumpliendo. Desde San Antonio, Francisco I. Madero proclamó el Plan de San Luis Potosí, que llamaba a tomar las armas contra el gobierno de Díaz el 20 de noviembre de 1910. El conflicto armado tuvo lugar en primera instancia al norte del país y posteriormente se expandió a otras partes del territorio nacional. Una vez que los sublevados ocuparon Ciudad Juárez (Chihuahua), Porfirio Díaz presentó su renuncia y se exilió en Francia.

Fernando Moreno establece en Los Ejércitos de la Revolución Mexicana 1910-1920 que como consecuencia de lo anterior, surgieron distintas agrupaciones compartiendo los mismos objetivos: la rebelión en contra del Estado y el asentamiento de un gobierno puramente legítimo que respondiera ante las inquietudes de los ciudadanos. Las agrupaciones desencadenaron una serie de confrontamientos que se llevarían a cabo en el norte de México, que eventualmente se extenderían hacia el centro y sur de la República. Esto permitió la adhesión de más grupos, creando así una verdadera oposición ante el gobierno federal comandado por Victoriano Huerta, que fungió como presidente después de traicionar a Francisco I. Madero en el evento conocido como la Decena Trágica.

La ciudadanía que se opuso al nuevo gobierno huertista, eventualmente consiguió alianzas con aquellos partidarios y seguidores que apoyaban incondicionalmente las ideas de Madero, como Genaro M. Velázquez. Desde su creación, el general Venustiano Carranza fue quien asumió la dirección del ejército constitucionalista hasta el fin de la Revolución Mexicana. Los primeros objetivos fueron defender los ideales democráticos de Madero y la legalidad de la constitución de 1857 (justificación del nombre de la facción). Asimismo, el ejército luchaba por un tipo de gobierno: una república federal democrática representativa, con implementación de liberales y la aplicación de las Leyes de Reforma.

Asimismo, surgieron movimientos y grupos insurrectos en diversos estados del país en contra de Huerta, como la división del Coronel José María R. Cabanillas en Tamazula, la del Mayor Macario Gaxiola en Los Mochis, la del Coronel José María Ochoa en Villa de Ahome y Juan Carrasco en el sur.

Según Sergio Ortega en su artículo, La etapa constitucionalista, la principal problemática que afectaba a los grupos rebeldes era que no contaban con los recursos suficientes para poder atacar y vencer a los ejércitos del gobierno federal. Como consecuencia de acciones fallidas ocurridas en el pasado, estos nuevos movimientos fueron retomados y comenzaron a unificarse bajo el mando de Venustiano Carranza, quien tiene como objetivo mantener el orden constitucional del país. El 19 de febrero de 1913, Carranza promulgó un decreto para que todos los movimientos de insurrección fueran organizados y unificados en un mismo ejército, lo que dio origen formalmente al ejército revolucionario, considerado como el primer ejército constitucionalista en México.

Como consecuencia de la victoria de los Constitucionalistas, desde 1915 hasta 1919, el ejército constitucionalista logró una vez más su consolidación para mantener el orden y el régimen del entonces nuevo presidente de México, Venustiano Carranza. El ejército se encontraba regido con base en los principios que emanaban de la nueva constitución de 1917. El presidente Carranza promovió un modelo de gobierno y mando centralizado, que se proliferó a su vez a las fuerzas armadas.

El escenario militar quedó en el pasado y dio lugar a la carrera política de diversos candidatos, entre los que destacan: Álvaro Obregón y Adolfo de la Huerta, futuros presidentes de la República en ese entonces. En gobiernos posteriores, el ejército constitucionalista, ya como un elemento formal del gobierno federal, también fue protagonista de conflictos como la posterior rebelión de Adolfo de la Huerta y de la Guerra Cristera. Este último conflicto dio como origen a la institucionalización de las fuerzas militares, dando fin al ejército constitucionalista y reformándolo en lo que actualmente se conoce como el Ejército Mexicano


Características:

GOBIERNO O EJÉRCITO REVOLUCIONARIO

Los gobiernos, los ejércitos o grupos que intentaron través de la revolución (con o sin éxito) para establecer un nuevo gobierno o se desprenden de un país existente. (vg: Azad Hind, Estado Cosaco de Transbaikalia o República Autónoma del Epiro del Norte)

 

Sobres al azar

Ver más

 
Suscríbase a nuestro boletín
Boletín de novedades: