Estado de Creta

 Entidades /   Estado de Creta 

Mapa de Estado de Creta

En 1895, la masacre de armenios en Anatolia conmocionó a la opinión pública internacional y obligó a las grandes potencias a interesarse en el destino de Creta. Para mostrar su buena voluntad, la Sublime Puerta reemplazó al gobernador turco de Creta por un cristiano, Alexandros Karatheodoris. Los turco-cretenses, opuestos a esa nominación, perpetuaron masacres de cristianos para obligar a Karatheodoris a dimitir. En reacción, se constituyó una asamblea revolucionaria con el apoyo del cónsul general de Grecia.

La tensión aumentó con los actos de violencia perpetrados por los turco-cretenses. El 11 de mayo de 1896, fueron masacrados varios greco-cretenses en La Canea y sus alrededores. Incidentes similares ocurrieron en Heraclión. Estos eventos llevaron a las potencias a intervenir y a acentuar su presión sobre Estambul para que el gobierno otomano realizara nuevas concesiones. En La Canea, los cónsules de las grandes potencias proporcionaron una Constitución a los representantes cristianos de Creta. Los principales puntos eran: a) la nominación por el sultán, con el consentimiento de las grandes potencias, de un gobernador cristiano por un período de cinco años; b) el número de empleos reservados a los cristianos debía ser el doble de los reservados a los musulmanes; c) la policía cretense debía reorganizarse y ser dirigida por oficiales europeos, y d) garantizar una plena independencia económica y judicial a la isla, que sería garantizada por las grandes potencias.

La situación se relajó un tiempo, pero la tensión revivió a medida que el Imperio otomano demoró en poner en práctica la Constitución. A mediados de enero de 1897, se reanudaron las masacres de greco-cretenses; en La Canea, fue incendiada la residencia del obispo, lo mismo que los barrios cristianos.

Estas nuevas matanzas perpetradas por los musulmanes provocaron la intervención de Grecia, que invadió la isla, la proclamó ocupada y la unificó a su territorio el 1 de febrero de 1897. El Imperio otomano solicitó la intervención de las potencias europeas. Francia, el Reino Unido, Italia, Rusia, el Imperio austrohúngaro y Alemania enviaron buques de guerra y contingentes militares a La Canea, Candía, Rétino y Sitía. Las potencias no reconocieron la unión de Creta y Grecia, dirigieron un ultimátum a esta última para retirar sus tropas, y propusieron la autonomía de la isla el 17 de febrero de 1897. Grecia rechazó esa posibilidad, lo mismo que la idea de un principado.

En abril, la guerra que estalló entre Grecia y el Imperio otomano obligó a aquélla a retirar sus tropas de Creta para utilizarlas en el continente. Los griegos, derrotados por el ejército turco entrenado por Alemania solicitaron la intervención de las potencias. Así se extinguía temporalmente en Creta la posibilidad de una unión con Grecia y los líderes cretenses tuvieron que aceptar la autonomía.

Creta permaneció bajo la soberanía del Imperio otomano. Alemania y Austria-Hungría evacuaron sus tropas y debido a su interés creciente por Turquía, abandonaron la cuestión cretense. Gran Bretaña, Francia, Rusia e Italia mantuvieron sus tropas con el objetivo de restaurar el orden e introducir reformas. Estos cuatro países dividieron la isla en cuatro partes, que administraron separadamente, mientras que la capital, La Canea, fue administrada de manera conjunta. Esta administración, llevada a cabo por un consejo de almirantes fue reconocida por la Asamblea Cretense. El 26 de noviembre de 1898, las potencias propusieron para gobernador de la isla al príncipe Jorge de Grecia, hijo del rey heleno.

Un consejo ejecutivo, del que formaba parte Eleutherios Venizelos, se encargó de la administración de la isla hasta la llegada del príncipe. Este consejo fue testigo del último evento trágico de la presencia otomana. El 25 de agosto de 1898, un motín turco desembocó en una matanza de centenares de cristianos, de 17 soldados británicos y del cónsul británico en Creta. Los soldados otomanos fueron conminados a abandonar la isla: el último de ellos salió de Creta el 2 de noviembre de 1898. El príncipe Jorge llegó el 9 de diciembre y las potencias levantaron enseguida el bloqueo sobre Creta, dejando sólo algunos contingentes militares en la isla. 202 A partir de esa fecha, numerosos turco-cretenses abandonaron sus hogares: el censo de 1900 estimó la población musulmana en 1/9 de la población total, contra 1/3 en 1881.

El gobierno del príncipe Jorge elaboró una constitución, la primera de la isla. Se organizaron elecciones, que designaron a 138 diputados cristianos y 50 musulmanes. De 1898 a 1904, Creta conoció un período de paz, aún cuando había opiniones divergentes en su población sobre el destino que debía seguir la isla.

En la primavera de 1905 estalló una rebelión contra el gobierno cretense. Fue dirigida por Eleutherios Venizelos, quien denunció la corrupción alrededor del príncipe Jorge. Este último debió renunciar a sus funciones y fue reemplazado por Alexandros Zaimis, antiguo presidente del consejo helénico. El mandato de Zaimis no llegó a los cinco años previstos. En 1908, la comisión que lo reemplazó en una ausencia, proclamó la Enosis a Grecia el 10 de octubre de 1908. La unión fue finalmente rechazada por la presión de Reino Unido, pero se pidió a cambio la evacuación de las tropas extranjeras de la isla. Así, Creta accedió a una independencia de facto, aunque en teoría permaneció bajo la soberanía turca.

Aprovechando los desórdenes interiores en el Imperio otomano en 1908, los cretenses declararon la unión con Grecia, un acta que no fue reconocida internacionalmente sino hasta 1913.

Al principio, incluso la propia Grecia se negó a reconocer la unión, temiendo represalias de las grandes potencias. Por lo tanto, hubo una serie de gobiernos provisionales compuestos de políticos cretenses (el de Eleutherios Venizelos duró hasta 1910) que dirigieron la isla.

Con el Tratado de Bucarest de 1913, que puso fin a la Segunda Guerra de los Balcanes, el sultán Mehmet V renunció a sus derechos sobre Creta en diciembre. La bandera griega se izó en la fortaleza de La Canea (convertida en capital) en presencia del rey Constantino I de Grecia y de Eleutherios Venizelos el 1º de diciembre de 1913.


Características:

GOBIERNO O EJÉRCITO REVOLUCIONARIO

Los gobiernos, los ejércitos o grupos que intentaron través de la revolución (con o sin éxito) para establecer un nuevo gobierno o se desprenden de un país existente. (vg: de Perú por Chile, de Trieste por Yugoslavia o Administración Militar británica de Birmania)

OCUPACIÓN Y/O ADMINISTRACIÓN MILITAR

Es un territorio de control de carácter militar efectuado provisionalmente por parte de otra entidad que ejerce la misma por un status quo de acuerdo al derecho intermacional vigente. En general es el control provisional efectivo por parte de una entidad ocupante sobre otra entidad que no está bajo su soberanía formal, y sin la voluntad del soberano real y que en algunos casos además administra o supervisa el territorio ocupado mediante alguna forma de gobierno.

 
 
Suscríbase a nuestro boletín
Boletín de novedades: