Emirato de Dubai

 Entidades /   Emirato de Dubai 

Mapa de Emirato de Dubai

Dubái es hoy uno de los siete emiratos que conforman los Emiratos Árabes Unidos —EAU—. Está situado en la costa del golfo Pérsico, en el desierto de Arabia, y limita al sur con el emirato de Abu Dabi, con el de Sharjah por el noreste y, a través del exclave de Hatta, con el Sultanato de Omán por el sureste y con los emiratos de Ajmán por el oeste y Ras al-Jaima por el norte. El entrante de agua salada del golfo Pérsico denominado Khawr Dubayy atraviesa la ciudad capital en dirección noreste-suroeste.

El nombre «Dubái» puede provenir del árabe o del persa, y apareció por primera vez en la literatura en 1095, citada por el geógrafo Abu Abdullah al-Bakri y luego por el comerciante italiano Gaspero Balbi en su visita al territorio en 1587. El origen de la palabra podría provenir de Daba —un derivativo de Yadub— que significa «cosa que fluye», en referencia a la masa de agua del Khawr Dubayy.

En el primer milenio de la Era Común, El Cairo sustituyó a los EAU como el principal centro de intercambio comercial en oriente, aunque el comercio marítimo seguía siendo relevante y varios asentamientos árabes contaban con puertos comerciales que les permitían importar, por ejemplo, seda y porcelana del Imperio chino.

Su prolongada actividad marítima atrajo el interés sucesivo de potencias europeas como Portugal, que entre 1498 y 1557 intentó apoderarse de las rutas establecidas por los Emiratos con la India y el Extremo Oriente, lo cual derivó en constantes enfrentamientos entre portugueses y otomanos. Dos siglos después, en los años 1700, Francia, los Países Bajos y Gran Bretaña imitaron la iniciativa portuguesa. A nivel regional, el territorio de Dubái estaba bajo dominio de dos facciones que mantenían una pugna entre sí: los Qasimi, una tribu de piratas que controlaban el norte, y los Bani Yas, hacia el sur. En sus continuos esfuerzos por acaparar las rutas marítimas, los británicos tuvieron que combatir a los Quasimi. A principios del siglo XIX, el máximo jerarca de Dubái era Mohammed bin Hazza, y la región mantenía una dependencia directa de Abu Dabi. El 8 de enero de 1820, Bin Hazza presidió una reunión con los jeques de Ras al-Jaima, Umm al-Qaywayn, Ajmán, Sharjah y Abu Dabi —a los cuales el imperio británico se refería como «la costa pirata»— que resultó en la firma del Tratado general de paz mediante el cual los británicos se comprometieron a evitar actos de piratería en la región. Este hecho marcó el comienzo de su protectorado en territorio árabe.

De acuerdo a un informe redactado por el teniente inglés Robert Cogan en 1822 Dubái tenía una población de 1200 habitantes y varias de sus viviendas estaban construidas de barro. La región estaba rodeada por una muralla de baja altura y contaba con tres torres de observación. Cogan fue uno de los primeros en dibujar un mapa de la ciudad de Dubái que incluía el nivel del mar.

En 1833, ochocientos integrantes del clan Al-Maktoum, de Al Abu Falasa —perteneciente a los Bani Yas—, abandonaron su asentamiento en el oasis de Liwa, al suroeste de Abu Dabi, e invadieron Dubái bajo la guía de Maktoum bin Butti. Este último estableció la dinastía homónima que gobierna desde entonces al emirato. Una de las primeras prioridades de Maktoum consistió en garantizar la protección de Dubái con los británicos, que para entonces ya dominaban las rutas comerciales de Oriente y tenían cierta influencia en la política y el sistema de gobierno de varios territorios árabes. En 1841, un brote epidémico de viruela causó que gran parte de la población del sur de Dubái se trasladara a Deira, ubicada en el centro del emirato. En la siguiente década, los territorios de Sharjah, Dubái y Abu Dabi firmaron el Tratado perpetuo de paz y amistad con el Reino Unido, que les permitió ocuparse de la política exterior de los emiratos, en ese entonces conocidos como «Estados de la Tregua», a cambio de protección contra cualquier posible invasor.41 15 No obstante, también fueron responsables de varios asuntos internos de los emiratos hasta la primera mitad del siglo XX.

En 1894, el jeque Maktoum bin Hasher al-Maktoum Maktoum otorgó una exención de impuestos a extranjeros interesados en adquirir productos en Dubái, esto es, convertirla en una zona franca. En esa época, las relaciones comerciales del emirato comenzaban a verse disminuidas, por lo que este suceso fomentó significativamente el comercio. Varios mercaderes persas se mudaron a Dubái y establecieron el barrio Al Bastakiya, llamado así por la región de Bastak, al sur de Persia. Ese mismo año un vasto incendio en Deira causó la destrucción de varias viviendas, así que los habitantes comenzaron a construir con nuevos materiales como el coral y yeso.

Durante las primeras tres décadas del siglo XX, la economía de Dubái dependió directamente de sus actividades comerciales en el golfo Pérsico. Era el emirato más rico del territorio y su ciudad hómonima era conocida como la «Venecia del Golfo». Su población oscilaba en aproximadamente 10 000 habitantes, y Deira era el sector que tenía la mayor cantidad de casas y tiendas del emirato —1600 y 350, respectivamente—.

Hacia los años 1930 la planificación urbana comenzó a cobrar una mayor relevancia. Sin embargo, tras la crisis económica internacional de 1929 y la Segunda Guerra Mundial, sumado al surgimiento de una nueva industria en Japón dedicada a la producción de perlas sintéticas, la economía de Dubái atravesó una fuerte crisis que ocasionó el cese definitivo del comercio de perlas, por mandato del jeque Saeed bin Maktoum. En respuesta, varios de sus habitantes se mudaron a Arabia Saudita y Kuwait entre las décadas de 1940 y 1950. El nivel de población disminuyó de 38 000 a 20 000 residentes entre 1940 y 1953.39 Como alternativa, el jeque decretó que la economía del emirato habría de reconducirse a la reexportación de bienes a otros puertos comerciales. En esa época empezaron a darse las primeras búsquedas de yacimientos de petróleo en los emiratos y Dubái no fue la excepción: en 1937 se contrató a una subsidiaria de Iraq Petroleum Company para que llevara a cabo las labores de exploración subterránea. Hubo varias disputas entre los emiratos ante la necesidad de establecer los límites fronterizos entre sus territorios; en 1940, por ejemplo, se suscitó un conflicto entre Dubái y Sharjah, el cual fue resuelto por el gobierno británico bajo la advertencia de cesar sus insumos de pólvora en caso de continuar la disputa. Una situación similar ocurrió en 1947, esta vez entre Dubái y Abu Dabi, resuelto de nueva cuenta por los ingleses mediante la definición de un límite fronterizo definitivo entre ambas regiones.

En los años 1950, el gobierno británico trasladó sus oficinas administrativas de Sharjah a Dubái. La incorporación de redes eléctricas y de telefonía, servicios médicos de primer nivel, nuevos modelos educativos, un cuerpo de policía local y una municipalidad a cargo de proyectos en desarrollo de la capital fue el principal motivo para la mudanza. Se construyó un aeropuerto en la ciudad homónima y en 1955 se introdujo el cemento. El establecimiento del Consejo de los Estados de la Tregua, destinado al desarrollo de reuniones y acuerdos oficiales entre los distintos jeques, acabaría siendo uno de los antecedentes para la eventual formación de los Emiratos Árabes Unidos.


Características:

ESTADO O NACIÓN INDEPENDIENTE

Es la entidad que cuenta con su propio territorio, su propia población y de un gobierno autonómico y que cuenta con el reconocimiento como tal de otros estados o naciones. En general se trata de una entidad de hecho y/o derecho formada o restaurada de un país o nación inmediatamente después de la separación de otra del que formaba una parte, o la creación de una entidad nueva que anteriormente no existía.(vg: Reino de Hawái, Segundo Imperio Francés o Segunda República Española)

 
 
Suscríbase a nuestro boletín
Boletín de novedades: