CX1FU/Filatelia CX1FU/Filatelia CX1FU/Filatelia CX1FU/Filatelia CX1FU/Filatelia CX1FU/Filatelia
Gráficos

Mozambique (África Oriental Portuguesa, administración de Portugal, Nuevo Estado)

 Entidades /   Mozambique (África Oriental Portuguesa, administración de Portugal,... 

Mapa de Mozambique (África Oriental Portuguesa, administración de Portugal, Nuevo Estado)

El viaje de Vasco da Gama alrededor del Cabo de Buena Esperanza en 1498 marcó la entrada de Portugal en el comercio, la política y la sociedad del océano Índico. En efecto, desde 1500 los puestos comerciales portugueses se convirtieron en puertos permanentes en la nueva ruta hacia el oriente, de modo que en 1505 se tomó la decisión de ocupar África Oriental. Además, en 1507 se fundó un asentamiento permanente en la Isla de Mozambique, lográndose hacia 1530 el objetivo de tener bajo control portugués la zona.

Controlado el puerto de Sofala a principios del siglo XVI, grupos de comerciantes portugueses y gambusinos se adentraron en busca de oro, organizando guarniciones y puestos comerciales en Vila de Sena y Tete en el río Zambeze, buscando establecer un monogolio.

Durante ese período, la mayor amenaza para la hegemonía portuguesa la constituyeron los turcos, quienes entre 1538 y 1553 lanzaron varios ataques desde el mar Rojo y el golfo Pérsico. Dichos avances, sin embargo, no pudieron prosperar debido a las dificultades de aprovisionamiento de maderas para construir barcos, y debido a los esfuerzos defensivos portugueses, que tuvieron como consecuencia debilitar su poderío naval para abrir una brecha aprovechada por los británicos y neerlandeses para extenderse hacia el Oriente. Perteneció a España desde 1580 a 1640, por su unión con Portugal. Por su parte, los franceses sólo comenzaron sus exploraciones a principios del siglo XVII, fundando su Compañía francesa de las Indias Orientales en 1664. En su afán por conservar su monopolio comercial y sus intereses estratégicos en la zona, los portugueses no dudaron en difundir toda clase de temores para crear una atmósfera de extrema hostilidad hacia los otros europeos.

Con los ingleses (en 1635) y neerlandeses (en 1640) se firmó la paz, propiciada entre otros por las tres derrotas neerlandesas en los años 1600, en sus intentos de establecerse en la zona, así como por las dificultades de navegación que presenta el canal de Mozambique.

El Imperio portugués logró alejar de las costas de África oriental a sus competidores coloniales europeos. Los portugueses trataron de legitimar y consolidar sus posiciones mediante la creación de prazos (concesiones) unidos a su aparato administrativo. Aunque en un principio los prazos fueron desarrollados para ser dirigidos por portugueses, a través de los matrimonios mixtos se convirtieron en centros lusoafricanos o luso-indígenas, defendidos por esclavos negros llamados chikunda.

En Mozambique se practicó la esclavitud por parte de jefes tribales africanos, comerciantes árabes, y portugueses (prazeiros). De hecho, entre 1500 y 1800, cerca de un millón de personas fueron vendidas como esclavos.

Aunque la influencia portuguesa se expandió, su poder fue limitado y ejercido a través de algunos oficiales y colonos, a quienes se les garantizaba una gran autonomía. Si entre 1500 y 1700 fue posible controlar la expansión comercial árabe, con la caída de Fuerte Jesús en la Isla de Mombasa en 1698 (en la actualidad perteneciente a Kenia), los portugueses se encontraron en una situación desventajosa, y su poder decreció. Como resultado, la inversión disminuyó mientras que Lisboa se consagró a realizar negocios más lucrativos con India y el Extremo Oriente, así como a la colonización de Brasil.

Durante los XVIII y XIX, los mazrui y árabes omaníes controlaron gran parte del comercio marítimo de la región, desplazando la influencia portuguesa hacia el sur. Hacia 1780, los portugueses habían perdido toda influencia al norte de Cabo Delgado debido a los avances omaníes. Muchos prazos fueron abandonados a mediados del siglo XIX.

Otros poderes coloniales como los imperios británico y francés (éste último proveniente de Madagascar) se implicaron cada vez más en el comercio y en la política del África Oriental Portuguesa. En ese sentido, sólo con el reparto de África durante la Conferencia de Berlín en 1885, la penetración lusa se transformó en un ocupación militar, lo que llevó durante los primeros años del siglo XX a una verdadera administración colonial.

Portugal reclamó una franja de tierra desde Mozambique hasta Angola, lo cual fue aceptado por las autoridades imperiales alemanas, sus vecinos coloniales en la septentrional África Oriental Alemana, pero no por los británicos, quienes controlarían asimismo la sección de Tanganica. Debido a las deudas de los portugueses, y a la capacidad militar de ambas potencias, en 1891 éstos se vieron obligados renunciar a sus pretensiones y a aceptar las líneas definidas por los británicos. En ese sentido, aunque el mapa de Mozambique se definió por los cuatro siglos bajo dominación portuguesa, el resultado se debe más a una secuencia azarosa de intentos de expansión, que a una política exitosa.

A principios del siglo XX, los portugueses habían trasladado la mayor parte de administración a grandes compañías privadas, como la de Mozambique (actuales privincias de Manica y Sofala), la de Zambezia o la de Niassa (actuales Cabo Delgado y Niassa), dirigidas y financiadas principalmente por el Reino Unido, que establecieron líneas férreas para comunicar Beira con Nyasaland y Rodesia del Norte, y desarrollaron plantaciones de azúcar, copra y sisal.

Aunque se abolió oficialmente la esclavitud, a finales del siglo XIX las compañías aplicaron políticas de trabajo forzado, suministrando hombres para el trabajo en las minas y en las plantaciones de las colonias británicas vecinas, lo mismo que de Sudáfrica. La Compañía de Zambezia, la más rentable, se apropió de varios prazeiros, y estableció puestos militares de avanzada. Se construyeron rutas, puertos y otras vías de comunicación, en particular una vía férrea que unía Zimbabue y el puerto de Beira.

Debido a sus malos resultados, bajo el Estado Novo de Salazar, el control del Imperio portugués aumentó y las concesiones no fueron renovadas, por lo cual en 1929 desapareció la Compañía de Niassa, y en 1942 la de Mozambique. En 1951 todas las colonias de África fueron rebautizadas como Provincias Ultramarinas de Portugal.


Características:

 Entidad anterior  Entidades Entidad siguiente

COLONIA

Es un territorio en general alejado de las fronteras de un estado extranjero, dominado y explotado por éste administrativa, militar y económicamente. Suele ser un territorio dominado y administrado por una potencia extranjera que permanece incapaz de oponerse al invasor, en lo social, económico, político, y sobre todo, militarmente.(vg: Ifni, África Occidental Francesa o Nyasalandia)